Artritis psoriásica (Causas, Tipos, Síntomas, Tratamientos y Remedios)

Posted on

Montserrat Ginés: Los pacientes con psoriasis tienen mucho miedo a desarrollar  artritis psoriásica.

Sin embargo, diferentes medicamentos, algunos ya en el mercado, otros, todavía en investigación, se están presentando como una revolución para el tratamiento de la psoriasis y la artritis psoriásica. De estos pacientes entre un 10- 30% van a padecer artritis psoriásica. La artritis psoriásica también puede surgir en personas sin psoriasis cutánea, pero con antecedentes familiares de psoriasis. Se sabe que los casos más graves de psoriasis y con afectación ungueal (uñas) pueden tener más probabilidad de padecer artritis. También es frecuente la afectación de las uñas (psoriasis ungueal). – Artritis en extremidades: se produce en más de la mitad de los pacientes con artritis psoriásica. Este tipo de afectación es más frecuente en casos de artritis psoriásica con afectación de la columna y en los que presentan el marcador genético HLA B27 positivo. 2016;22:S216-S224 La artritis psoriásica es una enfermedad de las articulaciones que se presenta en aproximadamente un 10% de pacientes que padecen psoriasis en la piel. psoriásica puede afectar a la columna vertebral, algo que no suele

Artritis Psoriásica y Psoriasis

  • ¿Qué tipo de síntomas estás teniendo? ¿Cuándo comenzaron?
  • ¿Tu o algún familiar tienen psoriasis?
  • ¿Tienes algún familiar cercano que haya tenido artritis psoriásica?
  • ¿Qué medicamentos y suplementos tomas regularmente?

un 20% de las personas la artritis psoriásica se vuelve una enfermedad

La artritis psoriásica puede producirse en personas sin psoriasis cutánea, en particular en aquellas que tienen familiares con psoriasis. La artritis psoriásica puede presentarse a través de diversos síntomas, siendo muy variable entre personas que la padecen. Otro de los signos de los pacientes con artritis psoriásica es la afectación de la piel (brote de psoriasis). Pueden aparecer síntomas también en las uñas, que presentarán pequeñas manchas o signos de debilidad. Principalmente hablaremos de una laca ungueal con eficacia demostrada en psoriasis en uñas y de la urea a altas concentraciones. Se plantea que hasta un 30 por ciento de las personas con psoriasis desarrollan la artritis psoriásica, una variante inflamatoria de la artritis. En el 85 por ciento de los pacientes, la psoriasis se produce antes que la enfermedad en las articulaciones. Hay poca conexión entre la gravedad de la psoriasis y la severidad de la artritis psoriásica. Tener un caso grave de psoriasis no significa necesariamente que la persona va a tener un caso severo de artritis psoriásica.

¿Cuáles son las causas de la artrosis en las manos y los dedos?

  • El ejercicio regular.
  • Prácticas como el yoga, el tai chi y la meditación.
  • Pasar tiempo con familiares y amigos.

Los síntomas de la artritis psoriásica son similares a los de otras tres enfermedades artríticas: la artritis reumatoide, la gota y la artritis reactiva.

Tener psoriasis en la piel y cambios en las uñas generalmente son indicadores de la artritis psoriásica. El factor reumatoide no se encuentra normalmente en la sangre de pacientes con artritis psoriásica. Así mismo, es posible tener la gota junto con la psoriasis y la artritis psoriásica. Al igual que la psoriasis, la artritis psoriásica varía de leve a severa. Esta condición es única para la artritis psoriásica y no se produce con otras formas de artritis como la artritis reumatoide o la osteoartritis. Los niños son más propensos a experimentar la aparición simultánea de la psoriasis y la artritis psoriásica, en comparación con los adultos. La artritis psoriásica es una enfermedad crónica y progresiva que puede conducir a daño articular permanente si se retrasa el tratamiento. Como la psoriasis, la artritis psoriásica se asocia con otras comorbilidades. La artritis psoriásica es una enfermedad grave que tiene un impacto en la calidad de vida similar al de la artritis reumatoide.

Artritis psoriásica (Causas, Tipos, Síntomas, Tratamientos y Remedios)

  • ¿Cuáles articulaciones se ven afectadas?
  • ¿Existe alguna actividad o posición que mejoren o empeoren los síntomas?
  • ¿Qué tratamientos has probado al día de hoy? ¿Alguno fue útil?

Pero a pesar de compartir similitudes, incluyendo los síntomas dolorosos y la prevalencia de la enfermedad, existen significativamente menos recursos para los pacientes que viven con artritis psoriásica.

La Artritis Psoriásica es una enfermedad que afecta a la piel por fuera y a las articulaciones por dentro.2-4 La artritis psoriasica es una  alteración inflamatoria que se produce en personas con psoriasis. Muchos de quienes tienen psoriasis no se dan cuenta del riesgo de artritis psoriásica. Incluso los individuos con psoriasis leve o hasta los que cuentan con parientes con psoriasis pueden desarrollar artritis psoriásica. La artritis psoriásica es un trastorno que causa dolor e inflamación en las articulaciones. No todo el que tiene psoriasis presenta artritis psoriásica. Del 10 al 30% de las personas con psoriasis desarrollan artritis psoriásica. Algunos individuos con artritis psoriásica también tienen dolor y rigidez de cuello y/o espalda, lo que pudiera limitar el movimiento. En los tipos inflamatorios de artritis, como son la artritis psoriásica, el sistema de defensa del cuerpo ataca erróneamente al recubrimiento de las articulaciones, ocasionando dolor e inflamación.

12 Jun Artritis psoriásica: síntomas, causas, tipos y tratamiento

La artritis psoriásica afecta las articulaciones periféricas como las rodillas, los dedos y los pies.

Esta forma de artritis psoriásica generalmente afecta las articulaciones sacroilíacas y las articulaciones de las regiones de la espalda baja y del cuello. Algunas personas con artritis psoriásica tienen comprometidas la columna vertebral y las articulaciones periféricas o de las extremidades. Para saber si tiene artritis psoriásica, su médico le interrogará sobre sus síntomas y le realizará un reconocimiento físico. Además, su doctor buscará evidencia de psoriasis en la piel o cambios en las uñas. Como otros FARME, los biológicos disminuyen la actividad de la enfermedad, aplazan el progreso de la artritis psoriásica y previenen o retrasan el daño articular. El metotrexato ayuda a aliviar el dolor, la rigidez y la inflamación de muchos tipos de artritis, incluyendo la artritis psoriásica, y a mejorar los síntomas de la piel. Sulfasalazina Los estudios clínicos han revelado que la sulfasalazina (Azulfidine, Azulfidine EN-Tabs) puede aliviar el dolor articular y la hinchazón en las personas con artritis psoriásica. Azatioprina La azatioprina (Imuran) también suprime la acción del sistema inmunológico y puede aliviar el dolor articular, rigidez e hinchazón de la artritis psoriásica. La evidencia sugiere que los biológicos pueden ser el tratamiento apropiado de primera elección para algunos pacientes con artritis psoriásica.

¿Si tengo psoriasis, tendré artritis psoriásica?

El golimumab (Simponi), está aprobado para tratar a adultos con artritis psoriásica (no así para psoriasis).

CAMBIOS DE ESTILO DE VIDA QUE PUEDEN AYUDARLE Descanso y actividad física El descanso es importante cuando la artritis psoriásica está activa y las articulaciones duelen, están rígidas o inflamadas. Es posible diagnosticar artritis psoriásica en ausencia de manifestaciones cutáneas de psoriasis. Cambios típicos de psoriasis en las uñas (separación de uña, depresiones en la lámina ungueal e hiperqueratosis) encontrados en el examen clínico: 1 pto. Sin embargo, algunos tipos de pruebas pueden descartar otras causas del dolor articular, como artritis reumatoide o gota. No existe la cura para la artritis psoriásica; por eso, el tratamiento se enfoca en controlar la inflamación de las articulaciones afectadas para prevenir el dolor articular y la discapacidad. La artritis psoriásica puede ser particularmente desalentadora porque el dolor emocional que la psoriasis puede ocasionar se agrava al sentir dolor articular y, en algunos casos, discapacidad. Las sustancias químicas que libera tu cuerpo cuando estás bajo estrés pueden agravar tanto la psoriasis como la artritis psoriásica. Si usted tiene psoriasis y experimenta un dolor persistente en las articulaciones, es posible que usted tenga artritis psoriásica y debe verlo un reumatólogo. La artritis psoriásica es una enfermedad autoinmune que afecta a las articulaciones y que se presenta en las personas que padecen psoriasis en la piel.

Causas de la artritis psoriásica

Ahora bien, padecer esta enfermedad autoinmune de la piel no significa padecer artritis psoriásica obligatoriamente.

De hecho, sólo aproximadamente un 10% de las personas que padecen psoriasis desarrollan artritis psoriásica. En el caso concreto de la artritis psoriásica, entre un 30% y un 40% de las personas que la padecen tienen algún familiar que tiene o psoriasis o artritis. Una de las características de la artritis psoriásica, como ocurre con la gran mayoría de las enfermedades autoinmunes, es que presenta una variedad de síntomas y manifestaciones importante. El dolor en las articulaciones es una de las formas más frecuentes en las que se presenta la artritis psoriásica. En la artritis psoriásica es muy frecuente que uno o varios dedos de las manos o de los pies se inflamen de manera muy intensa. Normalmente los síntomas que presentan los personas diagnosticadas de artritis psoriásica predominan en las articulaciones de las extremidades. Estos síntomas son característicos de la psoriasis y de la artritis psoriásica. La artritis psoriásica es un claro ejemplo de ello, ya que, según se manifiesta la enfermedad en la persona, recibe un nombre u otro. La prevalencia de la artritis psoriásica simétrica es del 50%, por tanto, es la forma más frecuente que puede presentar una persona de esta patología.

Los síntomas que presentan las personas con este tipo de artritis psoriásica son muy parecidos a los de la artritis reumática.

De  manera mucho menos frecuente aparece la espondilitis, que afecta al 5% aproximadamente de las personas que tienen este tipo de artritis psoriásica. En este caso, la artritis psoriásica afecta a las articulaciones pequeñas que hay al final de los dedos de las  manos y también a las uñas. Este tipo de artritis psoriásica es la forma más grave y destructiva de artritis psoriásica. De modo que, por lo general, la persona que tiene esta enfermedad acude a la consulta del reumatólogo para tratar la artritis, y del dermatólogo para tratar la psoriasis. Los pacientes con psoriasis deben ser interrogados acerca del dolor en las articulaciones, rigidez matinal y signos de dedos en “salchicha” (dactilitis). La monoartritis psoriásica, que particularmente afecta los dedos de los pies, o dactilitis, puede ser diagnosticada como gota o seudogota. En promedio, la artritis psoriásica se produce generalmente de aproximadamente 9 a 10 años después de la aparición de la psoriasis. A menudo, el diagnóstico se retrasa porque los pacientes con psoriasis no son conscientes de que la artritis puede desarrollarse como resultado de su enfermedad de la piel. Cuando estos problemas se producen de forma repetitiva o de manera crónica, que no cicatriza en un paciente con psoriasis, el diagnóstico de la artritis psoriásica debe ser considerado.

Estas áreas incluyen: la gravedad de la enfermedad de la piel, artritis, dolor de espalda / columna vertebral participación, dactilitis y entesitis.

Estos agentes ayudan con los síntomas de la psoriasis y la artritis y algunos pueden ayudar a la progresión de la parada de la enfermedad. Alteraciones en las uñas características de la psoriasis. La artritis psoriásica es una forma de artritis que afecta a algunas personas que padecen psoriasis, una afección que incluye manchas rojas en la piel cubiertas con escamas plateadas. Los principales síntomas de la artritis psoriásica son dolor articular, rigidez e hinchazón. Tanto en la psoriasis como en la artritis psoriásica, las exacerbaciones de la enfermedad se pueden alternar con períodos de remisión. No existe la cura para la artritis psoriásica; por eso, se pone énfasis en controlar los síntomas y prevenir el daño en las articulaciones. Los signos y síntomas de la artritis psoriásica a menudo se asemejan a los de la artritis reumatoide. Sin embargo, la artritis psoriásica es más probable que también cause: Si tienes psoriasis, asegúrate de contarle al médico si tienes dolor en las articulaciones. Muchas personas con artritis psoriásica tienen antecedentes familiares de psoriasis o artritis psoriásica.

Con el tiempo, la artritis mutilante destruye los huesos pequeños de las manos, especialmente los dedos, y causa deformidad y discapacidad permanentes.

Las personas que tienen artritis psoriásica a veces también padecen problemas en los ojos, como conjuntivitis o uveítis, que pueden causar dolor e irritación en los ojos y visión borrosa. En la artritis psoriásica, la inflamación en las articulaciones está asociada con la enfermedad de la piel, psoriasis. La psoriasis también puede conducir al engrosamiento de las uñas y a la aparición de hoyos en las mismas. La artritis psoriásica afecta a las articulaciones de las manos, los pies, las rodillas, los codos, las caderas o la columna vertebral, pero también puede afectar otras articulaciones. Por lo general, sólo se desarrolla si tienes psoriasis, aunque si tienes psoriasis, esto no significa que tendrás automáticamente la artritis psoriásica. La gravedad de la artritis psoriásica no se relaciona necesariamente con la gravedad en la que se encuentre en un momento dado tu psoriasis. Existen tratamientos simples para ayudar a aliviar sus síntomas incluyen: Existen pruebas limitadas de que tomar ciertos suplementos alimenticios que contienen ácidos grasos omega-3 pueden ayudar a la artritis psoriásica. La artritis psoriásica es una forma de inflamación crónica de las articulaciones que se caracteriza por rojez, hinchazón y dolor de las articulaciones afectas. La psoriasis de las uñas es difícil de tratar. La psoriasis afecta a un 2% de la población, de éstos un 10% aproximadamente puede padecer una artritis psoriásica. Así como recordar que la artritis psoriásica puede aparecer sin psoriasis y que las lesiones pueden aparecer más tarde en la evolución de la enfermedad.